Iniciar Sesión

REJUVENECIMIENTO CON FACTORES DE CRECIMIENTO “PLASMA RICO EN PLAQUETAS”

El rejuvenecimiento facial con plasma rico en plaquetas. Es ideal para aquellos casos en los que se desea mejorar el aspecto de la piel, aumentar su firmeza y luminosidad. Tiene un efecto rejuvenecedor y estimulante celular muy intenso. Se trata de una última técnica incorporada sin riesgos, que permite estimular los fibroblastos y elastina para suavizar las arrugas.

Es un tratamiento natural y fisiológico que utiliza las propias proteínas de nuestro organismo, seleccionadas y concentradas, para que reparen el daño producido por el paso del tiempo o por las lesiones solares. Al tratarse de un producto obtenido del propio paciente no tenemos riesgos de alergias ni de intolerancias al mismo.

 

Como se realiza la bioestimulación con plasma rico en plaquetas

Es un tratamiento ambulatorio Tras la limpieza y preparación de la zona a tratar Se realiza una extracción de sangre del propio paciente, de la que se obtendrá el plasma rico en plaquetas, tras someterla a una centrífuga y activarla. Una vez preparada se aplicará a través de multipunciones con una aguja muy fina, en forma de mesoterapia.

El número de sesiones dependerá del estado de la piel de cada paciente. Habitualmente la propuesta es de 3 A 5 sesiones espaciadas cada 15 dis. A parir del año deberá realizarse un mantenimiento que consistirá en una sesión cada 6 o 12 meses.

El uso de plasma rico en plaquetas (PRP) como fuente de factores de crecimiento (FC), constituye una nueva vía de tratamiento en la regeneración y cicatrización de los tejidos.

 

La Bioestimulación mediante Plasma Rico en Plaquetas(PRP)

Por Bioestimulación se entiende el conjunto de procedimientos encaminados a activar biológicamente las funciones anabólicas del fibroblasto como son la producción de colágeno tipo III, elastina y ácido hialurónico. La Bioestimulación ideal sería la generada a expensas de factores de crecimiento autógenos, es decir, del propio paciente. La Bioestimulación autóloga es una técnica ambulatoria sencilla, basada en la aplicación intradérmica de Plasma Rico en Plaquetas (PRP) para activar de forma natural las funciones del fibroblasto, la célula encargada de determinar la estructura y calidad de la piel.

Los efectos de la tecnología PRP

Con los años la piel va perdiendo hidratación, elasticidad y firmeza, así como su capacidad regenerativa. Para alcanzar un estado óptimo, la piel necesita de un equilibrio entre factores como temperatura, pH, hidratación, elasticidad, producción de sebo y nivel de descamación. Dicho estado depende en última instancia del buen funcionamiento de las células que componen las diferentes capas de la piel, entre las que se encuentran los fibroblastos, corneocitos y adipocitos, de ahí el interés en preservar la función de barrera de retener altos niveles de agua, por lo que El PRP cuando se aplica como regenerador tisular genera:

  • Aumento de consistencia.
  • Atenuación de las arrugas.
  • Aumento de la luminosidad.
  • No provoca cambios en la expresión de la cara.
  • Genera una Bioestimulación de las zonas tratadas.
  • Es compatible con otros tratamientos estéticos.
  • Provoca mayor hidratación y sensación de frescor.

 

LO QUE DEBEMOS CONSIDERAR

  1. Es un tratamiento médico que debe ser realizado por médicos y personal sanitario cualificado. El personal debe tratar la muestra (sangre) en modo estéril y aplicarla con las máximas condiciones de asepsia.
  2. El proceso tiene fecha de caducidad, es decir se debe de realizar todo dentro de un tiempo limitado (máximo-3 horas) ya que en caso contrario el plasma se desnaturaliza y pierde sus propiedades.
  3. El resultado final es la obtención de un concentrado de plasma rico en plaquetas, que tiene coloración amarillenta y está exento de leucocitos y hematíes.